Páginas vistas en total

viernes, 4 de julio de 2014

Insomnio...

Me gusta escribir, siempre me ha gustado, con tanta arena muchas palabras se han quedado en el tintero; es tiempo de recuperarlas. Pequeñas historias que comparto a partir de hoy.

Una de fantasmas...

INSOMNIO.

No quiero dormir, sé que lo necesito para vivir pero cada vez que lo hago Él puede aparecer. No lo hace siempre pero eso no me tranquiliza. De día respiro, ¡aún falta para que la noche llegue!. Pero siempre acaba por llegar y con ella la posible visita.
Una noche más me encuentro con todas las luces de la habitación encendidas, leo, canto, hablo en voz alta...hasta que el sueño me alcanza, se me cierran los ojos.
Oigo un sonido agudo, siento un estremecimiento, me despierto, mis ojos se abren y allí está en los piés de mi cama; sus brazos y piernas se difuminan pero su cara es nítida, no puedo dejar de mirarlo mientras me mira, no me habla, sólo sonríe de una forma que me hiela el corazón y la sangre en las venas. Allí se queda, allí me quedo sin poder moverme, aterrorizado. Se esfuma, antes de desvanecerse levanta su mano espectral a modo de saludo mientras una lágrima solitaria me recorre la mejilla.


No hay comentarios:

Publicar un comentario